La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 25 de mayo de 2014

A través de Franciska

Yo no soy fan de Alicia. Sí, han oído bien, no es de mis lecturas favoritas. A veces pasan estas cosas, así que ahora que lo saben de primera mano pueden echar a correr, rasgar el cielo de un alarido o escribir urgentemente a los Reyes Magos para que no me traigan nada más. Ustedes deciden.

Tras esta franca revelación, sería lógico pensar que no voy a hablarles de Alicia, pero ¿no es la vida un frenesí? Porque habelas hailas (mantra al que estoy suscrita por esas de la idiosincrasia), ha caído en mis manos una apabullante edición de A través del espejo, continuación de Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas, y digo apabullante porque la única edición de referencia que tenía de este libro era un viejo bolsilllo de Alianza. ¿Cosas del destino? pues me temo que no, que nanay, que esto no es cosa del azar si no del tesón de Media Vaca y la singularidad de los dibujos de Franciska Themerson.

Si he de ser sincera, esto ya me había ocurrido antes. Fue al conocer el trabajo de Yayoi Kusama para la Alicia que Pengüin publicó hace un par de años. Era un Alicia, y aunque Carroll no me llamara a voces, la edición en tela con esas ilustraciones de la japonesa me quitó el sentío. Con la Themerson, repito experiencia.

Pero ¿quién es Franciska Themerson? Pues ni más ni menos que la ilustradora de este fantabuloso libro del que les vengo hablando.


Franziska Themerson

Franciska Themerson, nació en Varsovia en 1907, y se graduó en la Academia de Bellas Artes en 1931. Aunque en sus inicios se inclinó por la pintura- era hija del pintor Jakub Weinles- su agudeza con el dibujo la llevó al campo de la ilustración y la narrativa gráfica.

El mismo año de su graduación se casa con Stefan Themerson, escritor, fotógrafo y uno de los cabecillas del cine experimental. El tándem Themerson dedica sus esfuerzos al cine y a los libros infantiles- él los escribía y ella los ilustraba- hasta que en el 38, con el estallido de la guerra, se mudan a París. Allí Franciska colabora con Flammarion y el matrimonio se posiciona a la cabeza del grupo de cineastas del avant-garde; sólo dos años más tarde la pareja se separa y Franciska llega a Londres para trabajar como cartógrafa. Su visión cambia, sus dibujos se recrudecen y la devastación provocada por la guerra impregna sus pinceles.

Pero a finales de los 40 el matrimonio se reúne de nuevo y ¡cómo lo hacen! ¡A lo grande! Stephan y Franciska ponen en marcha la fábrica del nonsense: nace Gaberbocchus Press, la editorial que dirigieron juntos hasta los 80. Los objetivos que perseguían los Themerson con Gaberbocchus no eran otros que "seducir al intelecto y suscitar en sus lectores el apetito por las aventuras visuales".

El nonsense impregna sus trabajos de pintura, sus flirteos con la escenografía, sus encargos de diseño y por supuesto los libros infantiles. Pero había otra referencia ineludible en todo lo que salía de las manos de la ilustradora: Alicia.

Gorge G. Harrap encarga a la Themerson una versión de A través del espejo, un proyecto que motiva sobremanera a la polaca y que finaliza en muy poco tiempo. Aunque el 1947 la planchas ya estaban finalizadas, el editor retrasa la salida del libro alegando problemas de mercado y el proyecto cae en el olvido. Veinte años después Franciska Themerson trata de recuperar sus originales y recibe como respuesta del editor que no es posible, que se han perdido. Litigios varios, y un año después los dibujos vuelven a manos de su autora. Las ilustraciones de este libro han permanecido inéditas hasta la edición de Inky Parrot Press en 2001 (mismo año en que Media Vaca consiguió un ejemplar de esta edición y comenzó a trabajar en la versión en castellano).

Aunque para comenzar, lo correcto hubiese sido mostrarles la sobrecubierta, permítanme comenzar por las tapas y las guardas. 


A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

¿Son conscientes de la fecha de creación de estos dibujos? ¡Tienen casi 70 años! y supongo que provocan la misma sensación de asombro que causaron en el 46. A continuación verán alguna de las imágenes del interior del libro en las que no encontrarán a Alicia. Sintiéndolo mucho me he dejado llevar por las dos tintas y desgraciadamente Alicia no participa en este juego, según dispuso su ilustradora, que decidió dar forma a la protagonista y a su mundo real a través del negro y el volumen (como había hecho Tenniel).

El resto de personajes son planos y en tintas roja y azul. Con ellos pasearemos por el otro lado del espejo.


A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson.
Valencia: Media Vaca, 2013

Mención especial a Humpe Dante (aka Don Huevón, Zanco Panco, etc), nombre en la nueva edición del huevo más resabido y accidentado de la historia de la LIJ, gracias a la fantástica traducción de Andrés Ehrenhaus. Ha sido leerlo y pensar ¡¿cuántos Humpe Dantes hay en el planeta!? así que por real decreto y con permiso del traductor, añado el término a mi tesoro lexicográfico personal. ¡Es brillante! Pero ya que estamos en esas de traducir a Carroll, hace unos años Sexto Piso publicó una edición de A través... con ilustraciones de Peter Kuper (índice de atracción: cero cartón) y traducción de mi tan estimado Andrés Barba ¿la conocen? y ¿qué tal? No he tenido la oportunidad de leerla. Pero vamos al último huevo duro del picnic...

A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Lewis Carroll; il. Franciska Themerson. Valencia: Media Vaca, 2013

Francisca y Stefan crearon juntos más de 70 libros. Desde Gaberbocchus Press, su editora independiente, publicaron los cuentos, poemas, libros de arte y novelas de Stefan, ilustrados siempre por Franciszka, así como otras obras de amigos como Bertrand Russell o Raymond Queneau. Fueron los responsables de la primera traducción inglesa (1951) del Ubu Roi de Alfred Jarry, y la edición llevaba ilustraciones de Franciska. En 1964, el Teatro de Marionetas de Estocolmo invitó a Franciszka a crear el vestuario y decorados de Ubu Roi, un espectáculo que acabó siendo itinerante y recorrió el mundo durante 25 años.

Franciska falleció en junio de 1988 y su marido Stefan, tres meses después.

Tanto la mirada "themersoniana" de A través del espejo, como las historias concernientes a su edición, hacen de este ejemplar un volumen imprescindible en las bibliotecas de todos los apasionados de la LIJ, la ilustración y la edición, pero por encima de todo ello, es un libro esencial en el desarrollo del imaginario de los pequeños/medianos lectores.

La Media Vaca Corporation y sus libro-cohetes, como éste, el número 50 de los que han publicado hasta la fecha, obligan al común de los mortales a retractarse de sus propias convicciones y a plantearse la relectura de clásicos atragantados (Alicia: a migalla que se foi pola gorxa pequena). En esas estamos gracias a Franciska.


Otros espejos para Alicia & Franciska:

domingo, 11 de mayo de 2014

Que las chicas malas van a todas partes

y las buenas sólo al cielo si es que van [...] es lo que dice Chinarro en Una frase socorrida (Presidente, 2011) y algo similar a lo que Twain nos cuenta en Advice to little girls, un pequeño manual para chicas políticamente incorrectas, descaradas o simplemente gruñonas. Una pena que Chinarro y Mark Twain no hayan compartido barra de bar y conversación sobre estos temas, cosas de calendario, en su lugar, otro artista ha dialogado con Twain: ¡pinceles en alto! hablamos de Vladimir Radunsky.

Pero vayamos al tema en cuestión, habitualmente los manuales y monsergas de comportamiento y protocolo (bestsellers de la segunda mitad del XIX), cargados de rancias sentencias del tufo "vigila tus modales" (les recomiendo que escuchen el Mind your manners de Pearl Jam para ponerse a tono) van dirigidos a los adultos, padres o los educadores; se trataba de un material "pedagógico" y "de obligado cumplimiento del que poco o nada aprendían los niños.

Mark Twain convivió con este tipo de libros y supongo que hastiado de tanta ñoñería, decidió obrar en consecuencia. Como respuesta a esta encorsetada bibliografía del "saber estar" el padre de Tom Sawyer dio vida en 1865 (para María Popova de Brain Pickings y el NY Review of Books; 1906 para los editores italianos) a un fabuloso libro de consejos para niñas pequeñas, pero para niñas, no para mayores: Consigli alle bambine=Advice to little girls= Consejos para niñas pequeñas (Donzelli/ Enchanted Lion Books/ Sexto Piso, por orden de publicación) consejos para tener a niñas independientes y no a borreguitos cuyo único camino es la norma.


Así que si en estos momentos tienen alguna niña por ahí, pónganla delante de la pantalla o léanle lo que Twain les recomienda para mantenerse alejadas de problemas varios. Pasen y vean.

Advice to little girls. Mark Twain; il Vladimir Radunsky. NY: Enchanted Lion Books, 2013

Advice to little girls. Mark Twain; il Vladimir Radunsky. NY: Enchanted Lion Books, 2013

Sólo son necesarias 24 páginas con sus correspondientes palabras e imágenes para dejar claro a las niñas que se puede salir al paso de situaciones familiares y sociales incómodas, sin dar el brazo a torcer y continuar siendo una niña buena, eso sí, para ello se requiere un poco de suspicacia. Sólo son 7 consejos, atentos a algunos de ellos.

Advice to little girls. Mark Twain; il Vladimir Radunsky. NY: Enchanted Lion Books, 2013

Advice to little girls. Mark Twain; il Vladimir Radunsky. NY: Enchanted Lion Books, 2013

Advice to little girls. Mark Twain; il Vladimir Radunsky. NY: Enchanted Lion Books, 2013



Advice to little girls. Mark Twain; il Vladimir Radunsky. NY: Enchanted Lion Books, 2013

Si te apuntas a la asesoría de Twain y sigues sus sugerencias, estás preparada para pasar una tarde aburrida sin que te acaben riñendo, con algún tío pesado de más de 400 año, evitarás que tu profesora te deje de última de la fila, serás la hermana perfecta y tu madre de adorará por ello y cosas así, de las importantes para hacerse fuerte y no pasarse media vida castigada.

Hay un ángel y un demonio esbozados en cada una de las situaciones planteadas por Twain, como los que se posan detrás de cada una de tus orejas en los momentos en que no sabes qué hacer. Radunsky se vale del boceto y de la figura coloreada para sugerir al lector como acabará la cosa de no seguir los consejos, muestra una especie de lucha constante entre el bien, el mal y la solución salomónica. El color, el papel y las tapas con cantos y lomo en tela roja hacen el resto: un álbum espectacular; dicen los padres italianos del proyecto, que es un álbum equilibrado a caballo entre libro infantil y la obra de arte.

Particularmente me encanta la de esta última imagen, algo así como "no seas impertinente con los ancianos, a menos que ellos lo sean primero contigo" ¡Bravo! siempre pienso ésto en las colas del supermercado y nunca sé qué hacer o qué decir ¡Gracias Twain!

Hasta aquí el adelanto de la lectura de este escueto e imprescindible álbum de una pareja de genios. Un libro exquisito.

Mucho y mucho más:


¡Cuidado! Un loco en bibliomotocarro

Antonio La Cava es un profesor jubilado del sur de Italia. Es un loco, un visionario, quizás un outsider, uno de esos tipos que hace cosas incomprensibles para el resto de la humanidad- salvo para una pequeña minoría que al verle piensa que el mundo no está del todo perdido-.

El caso es que tras 42 años dando clase en un cole de primaria, Antonio sintió que su jubilación no sería más que un aburrimiento si no llevaba a cabo el sueño de su vida. Para ello, tuneó una fantástica Vespa Ape, a la que le puso un tejadito y una chimenea (que va conectada al tubo de escape) y a ambos lados del motocarro colocó unas estanterías y ¡Voilá!: Antonio La Cava se convirtió en el rey de la Apebiblio o Bibliomotocarro como a él le gusta llamar a su centro de difusión de la lectura. ¿Quieren conocerle?

Nos vamos, abróchense los cinturones...






¿Qué les parece? Quedan pocas Ape, pero quedan aún menos individuos de tales características. ¡Viva Antonio La Cava! él si es un claro ejemplo de difusión y animación lectora y no los miles de programas fallidos (y costosos) que muchas administraciones públicas ponen en marcha para hacer que nuestros niños lean más allá de los textos del colegio; por cierto, Antonio no está del todo de acuerdo con la práctica lectora en los centros escolares, y créanme que sabe de lo que habla puesto que ha sido maestro 42 años y lleva más de 10 haciéndose 500 kilómetros diarios con su bibliomotocarro para llevar la lectura a aquellos que más le cuesta acceder a ella. Para La Cava "La lectura debe ser un placer, no un deber", algo que no se transmite desde la escuela, institución que se centra más en la técnica que en el mero disfrute.


Antonio La Cava

¡Bravísimo! ¡Es para comérselo! ¡Es un héroe! un valiente del que todos deberíamos aprender. Así que ya lo saben, si oyen rugir el motor de una Vespa y a continuación le sorprende la melodía de un organillo, salgan a la calle a coger libros en préstamo o porqué no, a escribir alguna historia en los libros en blanco que Antonio lleva en su biblioteca móvil para que sus lectores dejen constancia del placer de la lectura.

¡Andiamo caro Antonio!


Más bibliomotocarro en:


jueves, 1 de mayo de 2014

Primero de Mayo

Normalmente, las cosas son así:

O meu avô. Catarina Sobral. Lisboa: Orfeu Negro, 2014

Hoy las cosas son distintas. Ninguno de los relojes ha sonado a la hora habitual, ni las 6 ni las 7, hoy el abuelo y el vecino- el Dr. Sebastián- han podido quedarse en la cama un rato más. ¿Por qué? Porque hoy es el Día Internacional del Trabajador, el 1 de mayo, la fiesta de las fiestas del movimiento obrero.

Hoy el abuelo y el Dr. Sebastián se han cruzado en el portal un poco más tarde, se han saludado como habitualmente y en esta ocasión, en lugar de salir cada uno por su lado, han emprendido un camino común que les dirige hacia la cola de una enorme manifestación. Allí, todos los trabajadores, como el abuelo y el doctor, participan en una jornada en la que se reivindican los derechos del trabajador.

Salgan a la calle si son trabajadores o si están en paro; si no lo son aún, vayan a la mani de la mano de su abuelo, de quien seguro aprenderán que hoy es un día de lucha.


O meu avô. Catarina Sobral. Lisboa: Orfeu Negro, 2014

¡Salud!


O meu avô es el libro con el que Catarina Sobral fue galardonada en la última Feria de Bolonia. Este pequeño álbum de la portuguesa es en pocas palabras un elogio a los abuelos, a los portadores de la memoria de los que tanto tenemos que aprender; nos habla además de encuentros, algo similar a lo que Natalia Colombo nos contaba en Cerca.

Es un álbum fantástico, lleno de color, donde las tintas y los dibujos de línea cartoon nos traen a la cabeza al emblemático personaje de las pelis de Jacques Tatí, Monsieur Hulot.

Disfruten de abuelo y nieto detalladamente con el booktrailer que les dejo. Es una pieza fabulosa.




Los Abuelos del 1 de Mayo en:



***Gracias a Jordi por las crónicas, por los libros y por esas estupendas notas de editor. Por prescripción ilustrada: ¡No dejes de viajar!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...